15 de julio

Cultura

Ambiente

Con un homenaje a Rita, la Salvaje: se inauguró el Paseo de las Memorias en El Salvador

La iniciativa forma parte del Programa Cultural Cementerio Museo El Salvador. Se trata de un mausoleo dedicado a este ícono de la cultura popular rosarina, que quedó habilitado este viernes 14.

Este viernes 14 de junio, la Municipalidad de Rosario habilitó la primera posta del Paseo de las Memorias en el cementerio El Salvador (ingreso por avenida Francia 1941), con un homenaje a Rita, la Salvaje, una de las representantes más significativas de la cultura local. La actividad contó con la presencia de los secretarios de Ambiente y Espacio Público Luciano Marelli, y de Cultura y Educación Federico Valentini; el subsecretario de Fortalecimiento Institucional y Sociocultural, Lucas de la Torre; el director de Diseño e Imagen Urbana, Dante Taparelli; el diputado nacional Eduardo Toniolli, la concejala Norma López y la artista visual Cecilia Núñez, entre otros.

Rita, nombre artístico de Juana González, desarrolló su labor como bailarina en la Pichincha histórica durante los años 50 hasta su retiro en 1982. Su trayectoria artística y su lucha por la igualdad de derechos la convirtieron en una figura emblemática de la ciudad. El mausoleo inaugurado en la mañana de hoy tuvo como objetivo central rescatar su historia y destacar su papel como una mujer adelantada y emancipada para su época, ya que, entre otras cosas, Rita fue una artista popular que levantó consignas del feminismo actual.

“Desde la Secretaría de Cultura y Educación estamos llevando adelante un importante proyecto de restauración y salvaguarda artística e histórica de este espacio que resguarda la memoria colectiva de la ciudad. Entrar al cementerio es emprender un viaje al pasado y a las raíces de la ciudad. Y para trabajar sobre esta memoria, es esencial la inserción histórica de la cultura en el cementerio”, señaló el secretario de Cultura y Educación.

Además, trazó los objetivos del programa: “A través del proyecto Cementerio Museo El Salvador, buscamos ampliar y diversificar las propuestas: a las visitas guiadas diurnas y nocturnas, se sumarán nuevas señaléticas y nuevas instancias de encuentro en este espacio patrimonial”.

“La historia de vida de Rita también es una historia de esta ciudad. Una ciudad que sabe abrazar en los momentos difíciles como hacían sus amigos y su familia. Una ciudad que recupera a sus personas en su pasado, en su historia. Y desde esa reconstrucción piensa en el presente y el futuro. Rosario es una ciudad que no tiene fundador, lo decimos siempre, escuchamos y quizás sea nuestro mayor orgullo: no tiene ningún fundador, tiene muchos. Y cada uno con un gesto amoroso, como escuchamos acá”, destacó Valentini.

Y finalmente, dirigiéndose a muchas de las personas que estuvieron junto a Rita durante gran parte de su vida, señaló: “Es muy valioso lo que han hecho por Rita. Sin ustedes, digo que mucho más que salvaje, creo que Rita ha sido una mujer fuerte. Sin su fortaleza y sin la amistad, no podríamos estar hoy acá homenajeándola como lo merece. Y Rosario es eso, Rosario es una ciudad de amigos, de amigas. Una ciudad de mucha fortaleza y que se va a recuperar del momento en el que estamos pasando. No hay mejor manera de construir el futuro de una ciudad que reconociendo su pasado. Y eso es lo que hacemos acá. Construimos con lo mejor de lo nuestro el futuro que los rosarinos y las rosarinas se merecen”.

Por su parte, Luciano Marelli recalcó que "esta iniciativa forma parte del importante trabajo conjunto que venimos realizando con la Secretaría de Cultura y Educación en el marco del Programa Cultural Cementerio Museo El Salvador. Este cementerio es un verdadero museo a cielo abierto, que posee un vasto patrimonio histórico, artístico y arquitectónico, único en la ciudad".

“Además de poner en valor la historia local, el reconocimiento a Rita nos permite pensar a esta necrópolis no solo como espacio de memoria sino también como espacio artístico y cultural”, agregó.

“Para nosotros El Salvador es un cementerio que aparte de brindar un servicio fúnebre, un servicio público, brinda un espacio para la cultura, para la conservación patrimonial, un espacio turístico y arquitectónico. Este homenaje a una personalidad tan importante para la cultura de nuestra ciudad forma parte del trabajo que en forma cotidiana hacemos como municipio para generar este espacio de memoria para que se pueda recordar a aquellas personalidades que dejaron una huella en la historia de nuestra ciudad, en los diferentes aspectos que hacen a nuestra cultura, en este caso a Rita”, finalizó diciendo el secretario de Ambiente y Espacio Público.

Iniciativa conjunta

El mausoleo habilitado este viernes es la primera posta del Paseo de las Memorias, una iniciativa en el marco del Programa Cultural Cementerio Museo El Salvador.

El Concejo Municipal presentó un proyecto de decreto para llevar a cabo este homenaje. En el mismo, se propuso en su momento que la Municipalidad, a través de la Dirección General de Defunciones y Cementerios (dependiente de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público), se haga cargo de la exhumación y el traslado de los restos de Rita desde el cementerio La Piedad a un nicho en el cementerio El Salvador.

En el mismo proyecto de decreto (presentado en su momento por las y los concejales Norma López, María Alejandra Gómez Sáenz y Eduardo Toniolli,) se planteó además la colocación de una placa conmemorativa en el Paseo de los Ilustres del cementerio El Salvador.

Durante el acto, la edila Norma López recordó que Rita “nunca quería dar notas” y que siempre fue “tan generosa, tan humilde y tan educada”. Y, además, resaltó que el reconocimiento que se le da a través de un mausoleo es una forma de “reivindicar a Rita en la dimensión de lo que fue: una exponente de la cultura, de nuestra cultura y una cultura que además se reflejó en otros países de Latinoamérica”.

Mientras que el actual diputado nacional Eduardo Toniolli, dijo: “Para nosotros esto es una celebración de la vida y de la historia. Es imposible que una ciudad crezca, se desarrolle saludablemente sin miedo a un pedazo de su historia. Para este y para muchos otros retazos de la historia tan rica de nuestra querida y amada ciudad de Rosario”.

Voces que construyen memoria

El director de Diseño e Imagen Urbana y ex secretario de Cultura, Dante Taparelli, a cargo del proyecto, mencionó que la propuesta se enmarca en el Programa Cultural Cementerio Museo El Salvador, que busca convertir a la necrópolis en un espacio de reflexión sobre la vida y la muerte, un "panteón de aplausos" donde se celebra la vida de aquellos que ya no están físicamente.

"La memoria es un concepto en el que todos estamos de acuerdo y deja de lado las grietas", expresó Taparelli. "Este mausoleo es una metáfora de la vida y la muerte, porque en este lugar no se lloran los muertos, se conmemoran las vidas, porque morir no vamos a morir todos, pero las vidas que son tan valiosas, no solamente para la persona sino para el de al lado, para el próximo, para el prójimo, que son los que en definitiva lo recuerdan, deben ser conmemoradas y recordadas”, agregó.

Y en ese marco, adelantó que el Programa Cementerio Cultural es “un espacio para recordar a Rita y a tantos otros que han dejado su huella en nuestra ciudad. Este proyecto es solo el comienzo, queremos rescatar del olvido a otras destacadas figuras de la ciudad como el Trinche Carlovich, Emilia Bertolé, Víctor J. Vilela, el Negro Olmedo y Roberto Fontanarrosa, entre otros. La idea es convertir al cementerio El Salvador en un museo a cielo abierto, similar al de Recoleta, en Buenos o a otros cementerios del mundo ", remarcó.

El mausoleo

El mausoleo es una obra de arte hecha por la artista visual Cecilia Núñez, que usó materiales y técnicas que reflejan la personalidad de Rita, la Salvaje.

Para el homenaje a Rita ideó un zapato hecho en vidrio, material que utiliza hace más de 25 años. “Para mí fue un placer enorme que Dante haya pensado en mi trabajo y me convoque para realizar una obra para Rita la Salvaje”.

“Como rosarina, conocía su historia, pero indagué más acerca de su vida. El zapato tenía que tener su impronta. Lo pensé rojo por la estética del cabaret, y por lo sensual y pasional, tenía que ser un objeto deseable. En la ficción de la imagen y como en un juego, un frasco de perfume puede ser un taco y una fila de caramelitos, una capellada en alusión a su famoso número”, resaltó.

“La plantilla es casi carnal. Las tiras que sujetaron antes su tobillo aparecen desatadas y suspendidas, tal vez, develando el instante en que ocurre su esperada y audaz desnudez”, describió. “Un tacón algo pretencioso quizás nos lleve, con su embriaguez, a la memoria popular de aquellas noches que la vieron brillar en los escenarios y la convirtieron en el icono que es hoy para Rosario”, terminó diciendo.

Antes de la ceremonia de corte de cintas y descubrimiento del mausoleo, Roberto ‘Vechy’ Santana, quien –junto a su hermana– cuidó a Rita en sus últimos años de vida, muy emocionado, contó algunas anécdotas sobre su vida. Luego, las y los asistentes dejaron flores al pie del mausoleo, mientras la cantante Cecilia Petrocelli interpretó «A mi manera».

Sobre Rita

Rita, la Salvaje fue el nombre artístico de Juana González, una bailarina famosa de Rosario. Usó su seudónimo por casi treinta años en números de desnudismo, en diversos cabarets rosarinos. Su audacia, para la época, y el hecho de representar un aspecto a menudo oculto de la cultura local la convirtieron en un símbolo de la vida nocturna de la ciudad.

Juana González Ligresti nació en Isla Maciel, un barrio de Dock Sud, partido de Avellaneda, en el sur del Gran Buenos Aires. Se crió en la ciudad de Avellaneda. Primero falleció su padre y después su madre (a los 50 años). Tenía tres hermanos, su hermano mayor mantenía a la familia. A los 16 o 17 años se escapó de su hogar.

Su primer lugar de actuación en Rosario fue el cabaret Tetuán (que estaba en calle Santa Fe entre Paraguay y Presidente Roca), a principios de los años ‘40. El nombre de Rita lo adoptó en Chile, donde se hizo llamar Rita Day, por su parecido con la actriz estadounidense Rita Hayworth, y el apelativo 'La Salvaje' surgió en Brasil cuando, en ocasión de un baile afrocubano, el presentador repetía "¡Ay, qué salvaje!"

En los años ‘50, sus audacias sorprendían, inclusive, en el barrio Pichincha porque afrontaba el desnudo completo. A fines de los ‘60 compartió escenario en el cabaret Morocco (Rosario) con el dúo tanguero del bandoneonista Cholo Montironi y el cantor Carlos Budini.

En palabras de Rita y frente a los mandatos, dijo: “Nunca cobré, porque me enseñaron que, si cobraba, Dios me castigaría. No era un comercio. En Rosario nadie puede decir: «Yo me acosté con esa mujer». No me considero una virgen santa, si me agradaba un hombre, sabía dónde mandarlo para que nadie lo viera. Y más tarde iba yo.”

Actuó en los escenarios rosarinos hasta 1982. A partir de entonces comenzó su leyenda. Sin embargo, esos mismos años fueron los peores para Juana. Había corrido el rumor de que había fallecido, le robaron todas sus pertenencias y hasta estuvo internada en el hospital neuropsiquiátrico Agudo Ávila. Finalmente fue dada de alta a comienzos de los años ‘90, y el entonces secretario de Cultura de Rosario, Enrique Llopis, gestionó para ella una pensión oficial. Desde entonces vivió una vida tranquila y retirada en Rosario donde fue reconocida como un personaje emblemático de la ciudad.

El sábado 7 de mayo de 2016 a los 88 años, falleció en un policlínico de PAMI de la ciudad de Rosario donde se encontraba internada.

Música, teatro y cine

En el año 1999, los realizadores Sergio García y Hugo Grosso estrenaron una docuficción sobre Rita. Se llamó 'La Salvaje', de 37 minutos, que fue filmada íntegramente en Rosario con el apoyo del Incaa, la Secretaría de Cultura de la Nación, la por entonces Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario y la Escuela Provincial de Cine y TV de Rosario.

Contiene imágenes de archivo, una entrevista a Rita y la actuación de Miguel Franchi, Andrés Leyton, Matías Martínez, Raúl Saggini, Carlos Quilici, Haydeé Calzone, Ofelia Castillo, María Eugenia Paz y Mónica Alfonso, entre otros.

La banda de rock rosarina Vudú incluyó en su primer disco de estudio (Vudú - 2003), el tema 'Rita', rememorando la osadía de La Salvaje en su paso por los cabarets de Rosario entre los años ‘50 y ‘80.

Beto Domínguez, artista rosarino, también compuso letra y música del tema blusero 'Unos Foquitos Azules'. Los arreglos estuvieron a cargo de Marcos de Baay. Cuenta la aventura de joven –como muchos que existieron– que asiste al show de Rita la Salvaje apenas cumplido los 18 años.

En 2005 se estrenó el musical 'Rita la Salvaje', con la actriz Mariela Emme Vitale (hija del músico Lito Vitale). Si bien es una obra de ficción, se inspira en hechos reales de su vida personal y artística. La propia Rita asistió a la noche del debut y fue aplaudida por el público.