18 de junio

Salud

Dengue

Dengue: municipio y Provincia coordinan acciones con el sector privado ante la circulación viral de la enfermedad

Los casos en la ciudad serán confirmados por nexo epidemiológico y los estudios de laboratorio estarán centrados en las personas con factores de riesgo. Hay más de 4.000 contagios en Rosario.

En la mañana de este lunes, autoridades de la Secretaría de Salud Pública municipal, del Ministerio de Salud provincial y representantes de efectores privados de Rosario mantuvieron un encuentro de trabajo con el objetivo de analizar la situación epidemiológica de dengue en la ciudad y profundizar la articulación de la red de salud ante la circulación viral de la enfermedad, con más de 4.000 casos confirmados en Rosario. 

Tras el encuentro desarrollado en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar), en San Luis 2020, las secretarias de Salud Pública, Soledad Rodríguez, y de Salud Provincial, Andrea Uboldi, brindaron detalles a la prensa sobre el encuentro y explicaron la metodología de confirmación de casos mediante nexo epidemiológico.

“Estamos viendo un incremento importante en el número de casos, aunque los números no reflejan necesariamente la cantidad de casos que tenemos. Lo que nosotros estamos reportando está a expensas de la confirmación de laboratorio. Es decir, que hay un montón de personas que sin duda tienen síntomas, consultan, los confirmamos por nexo epidemiológico y esto va a repercutir en los números de las próximas semanas”, explicó Uboldi.

De todas maneras, Uboldi comentó que en ciertos lugares de la provincia donde hay pocos casos sí es necesaria la confirmación mediante laboratorio, “para saber si hay realmente circulación o es una familia o es una comunidad”. En cambio, en zonas con gran circulación de la enfermedad se utiliza la confirmación por nexo epidemiológico para evitar la saturación de los laboratorios, centrándose en las personas con factores de riesgo.

“Me centro a estudiar a aquellas que me preocupan más. Por ejemplo, una mujer embarazada, una adulta mayor de 70, un diabético que utiliza insulina, a eso los tengo que mirar más y los tengo que estudiar más para decir ¿tienen realmente dengue o tienen otra cosa? Y al 100% de los internados”, señaló.

Por su parte, la secretaria de Salud Pública municipal se refirió al encuentro con representantes del sector privado y mencionó que “la idea es que todo el sistema de salud de la ciudad esté en común acuerdo en cuanto a las pautas y las medidas a tomar”. Además, destacó que “tenemos una historia de colaboración entre el sistema público y privado en la ciudad. Esta no va a ser la primera vez, estamos continuamente comunicados”.

Respecto a la situación epidemiológica en Rosario, indicó: “En la ciudad tenemos al momento de hoy distritos más afectados que otros. Todo lo que es los barrios del distrito noroeste, oeste y algo hacia el norte tienen mayor cantidad de casos, por lo menos confirmados o en sospecha. Así que es ahí donde está enfocado todo el Comité de Operaciones de Emergencia con las diferentes áreas haciendo las intervenciones que ya hemos hablado oportunamente”.

Consultada por casos graves de la enfermedad actualmente en la ciudad, la funcionaria confirmó que hay pacientes internados por dengue, tanto en instituciones de salud pública como privada, aunque por el momento ninguno reviste gravedad. “Sí que hay pacientes internados en unidades de cuidados intensivos, que se internan por lo que son los signos de alarma, muy importantes a la hora de consultar”, dijo, y agregó: “Quien tenga signos de deshidratación, por ejemplo, vómitos persistentes que no permitan que el líquido que yo tomo logre la correcta hidratación de mi cuerpo; menor ritmo de diuresis, es decir, veo que mi orina disminuye en cantidad; dolores de cabeza intensos; vómitos persistentes; dolores abdominales intensos, todos esos síntomas nos deben hacer consultar aún con más preocupación”.

Del encuentro participaron además integrantes de los equipos de Epidemiología del municipio y la provincia, así como representantantes de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Rosario, de Grupo Oroño y de Grupo Gamma. 

Operativos casa por casa

La Municipalidad continúa desarrollando operativos casa por casa en las zonas de mayor circulación de la enfermedad, a través de actuaciones integradas llevadas adelante por el Comité Operaciones de Emergencia (COE) que componen las Secretarías de Salud, Ambiente, Cercanía y Desarrollo Humano.

En lo que va del año ya se visitaron 2.608 domicilios en toda la ciudad, especialmente en los barrios donde los equipos de salud detectan mayor circulación de dengue. Las tareas durante las visitas domiciliarias incluyen trabajos de fumigación, eliminación de recipientes que pudieran contener agua, detección de síntomas en los moradores y acciones de concientización.

Durante la semana pasada las tareas se concentraron principalmente en Empalme Graneros y continuarán en los próximos días en otros sectores del barrio, así como también en los barrios Stella Maris, Emaús, Cerámica y Ludueña Norte.

Síntomas

La secretaria de Salud provincial detalló que los síntomas clásicos de la enfermedad son fiebre alta de inicio brusco; dolor de cabeza; dolores musculares; dolor abdominal o dolor de panza con vómitos y diarrea. Y contó que “lo que es muy característico de nuestro brote en la provincia de Santa Fe, es que el 70% de nuestra población tiene salpullido, rash o reacción alérgica, que la gente le interpreta como que estuvo al sol o que a lo mejor fumigaron y que por eso tiene esta reacción”.

“Estos son los síntomas clásicos, es esperable que de 2 a 7 días uno permanezca febril y es muy importante que nosotros insistamos en la población cuáles son las medidas que tiene que tomar”, aseveró Uboldi, y remarcó: “La número uno, descansar, porque da mucho cansancio. La número dos, tomar mucho líquido, por encima de dos litros, por lo menos. La número tres, hay un único antitérmico o analgésico que se puede utilizar, que es el paracetamol, con una dosis máxima de un gramo, un comprimido de un gramo cada seis horas”.

“Y por otro lado, es muy importante recordar que mientras uno esté febril, uno es contagiador. Por lo tanto, estar en su casa con un espiral o utilizar repelente. No movilizarse sería lo ideal si uno está febril porque va a estar transmitiendo la infección”, concluyó.