18 de junio

Control

Agentes municipales desactivaron una fiesta en el interior de una obra en construcción

La Municipalidad y la Policía provincial intervinieron ante reclamos de vecinos en Balcarce al 100, donde se encontraron con unas 200 personas que participaban de un evento clandestino.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Control y Convivencia, en conjunto con la Policía, llevó a cabo una intervención en la noche de este sábado luego de que se dieran reclamos de vecinos por ruidos molestos en el sector de Balcarce al 100.

Al arribar al lugar, los agentes de Control y el personal policial constataron la presencia de unas 200 personas, las cuales fueron desalojadas y así el evento fue disuadido.

"Bregamos todos los días y a toda hora por el cumplimiento de la norma. Con acciones rápidas y certeras pudimos intervenir y devolver el descanso a los vecinos del barrio y el resguardo a los asistentes. Es bueno que la ciudadanía sepa que puede contar con nosotros", señaló Diego Herrera, secretario de Control y Convivencia local.

La fiesta electrónica se estaba desarrollando en el segundo piso de un edificio en construcción sin final de obra, lo que supone, además de las molestias ocasionadas por los ruidos, una situación de riesgo para las y los asistentes.

También se hallaron equipos de sonido y dos barras con cajas de bebidas alcohólicas. Todos los elementos fueron incautados y quedaron a disposición del Juzgado de Faltas.